Tuesday, April 08, 2008

Oda al ñoqui llorón













Dedicado a mi abuela que me enseñó a hacer gnocchi de pequeña, y a mis amigos que me esperan este finde en Atenas.
A la vuelta novedades sobre mercadillo-expo-musical.

10 comments:

odradek said...

ay, Atenas, Atenas
quién estuviera en Atenas.
Buen viaje.
Vuelve con la mochila llena de hilos helenos.
Salud!

Alma Larroca said...

por favorrrr, no sigas que ya estoy soñando con esa mousaka por más que a esta hora solo esté permitido el mate.

ahora...
porqué don ñoqui está triste
si con tanto amor lo hiciste?

la muniequera said...

gracias señor profesor, pero seguro traeré unos cuantos kilos(de+) que no hilos!

cuñada rimera: no tengo ni idea!
creo está llorando salsa de tomate, no hay que hacerle caso

Vul Morcilla said...

Este ñoqui llorón me entristece profundamente. ¡Cuánto quisiera meter mi cuerpo en una olla de agua caliente, y dejar que la eternidad me hierva!

¡Impecable la composición!

Cuando regreses de Atenas, tomáte un taxi a mi ático. Tengo biscochitos de grasa, y Ted Turner está viviendo momentáneamente conmigo. Otro homeless.

Suyo,
Vul

Vul Morcilla said...

Quiero un ñoqui, pero que pueda inflarlo y subirme a su lomo, y viajar a la Luna, y dispararle a las focas selenitas, y comer su carne, y fumar sus huesos y salpicar el universo con mi demencia senil.

¿Es demasiado?

Hablemos con William Blake.

Suyo, tiritando en la playa,
Vul

UXUA said...

ME ENCANTAN LOS ÑOKISSSSSSSSSSSSSS!!!! (tengo que aprender a hacerlos..tengo que aprender tantas cosas...) Ayer vi una peli y me acordé de ti, "Bordadoras", me dieron ganas de coser ...

la muniequera said...

Vul tiritante (en qué playa estas?) también quiero que la eternidad me hierva, pero que me deje al dente y no me pase, lo cual SI es mucho pedir, lo suyo no es nada!

uxua, ahora quiero ver esa peli también, a ver si la encuentro!
coser es algo altamente recomendado para disfrutar de la lentitud del tiempo, cual cuidador de bonsai, un beso!

g. said...

era (es..?) el plato preferido de cuando era chiquita. tengo un cuento en honor y todo. Con aceite (sí, con aceite de oliva mejor que manteca) y queso rallado. durante toda mi infancia no había nada que superara ir los domingos al restaurante a comerlos con mi abuela... :( snifi...

la muniequera said...

geo, qué bueno compartir la pasión ñoquera-abuelera!

g. said...

:P